top of page

Nueva revista Estudios Posthumanos


La crisis ambiental planetaria ante la cual nos encontramos en la actualidad demanda una respuesta urgente por parte de los Estados, las industrias, la academia –y todxs–. La explotación de combustibles fósiles, la deforestación y la contaminación producida por el modo de producción y de consumo no solo lleva a la extinción de diferentes especies sino que también pone en riesgo la continuidad de la propia humanidad. Las ciencias humanas y sociales en todo el globo parecen no encontrar una voz autorizada para incidir sobre las agendas políticas en relación con el problema ambiental.


Sin perder de vista este contexto, durante la pandemia y ante las limitaciones del distanciamiento social, se fue gestando la necesidad y el deseo de generar un espacio colectivo para pensar las consecuencias del colapso ambiental en el mismo momento en que nos encontrábamos aisladxs. Gabriela Balcarce y Juan Pablo Sabino (secretario de la revista) comenzaron a imaginar y dar forma a una instancia comunitaria que habilite el pensar juntxs una serie de eventos que ya estaban atravesando nuestras formas de vida y convivencia y que, sin embargo, no entraban en los cánones de las humanidades y de sus publicaciones. Y este impulso que comenzó en enero del 2021 nos condujo también a repensar las condiciones de producción de nuestros textos académicos, siempre tan aislados del mundo de todos los días.


Así surgió la revista Estudios Posthumanos, un proyecto editorial colectivo dirigido por Gabriela Balcarce y Andrea Torrano, ambas Dras. en Filosofía e investigadoras del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina), que salió a la luz en la primavera de 2021. Integrado por un numeroso grupo de investigadorxs, docentes y alumnxs de diferentes universidades del país que hoy conforman el comité académico de la Revista. En esa búsqueda colectiva de pensar crítica y reflexivamente la vida que acontece, nos propusimos abordar las problemáticas urgentes del siglo XXI: cambio climático, antropoceno, la pregunta por nuevos colonialismos, la tecnología, los nuevos materialismos, entre otros tópicos que aparecen bajo el abanico de lo posthumano, es decir, del cuestionamiento del hombre occidental (blanco, varón cis, propietario, heterosexual, del norte global, urbano) como centro del escenario teórico de enunciación de las ciencias y del conocimiento en general.


En el transcurso del siglo XX tanto la filosofía como algunas de las ciencias sociales fueron configurándose en espacios exclusivos para eruditxs de alta alcurnia agraciadxs por el ocio creativo necesario para poder hacer teoría. Hoy nos encontramos frente a un escenario acuciante, impostergable, de preguntas y replanteos acerca de nuestro presente, ya no tan certero como esperábamos, ya no tan claro ni normal, como muchxs deseaban. Es allí donde lo posthumano abre paso no solo al giro animal, vegetal, mineral y a tantas otras aperturas contemporáneas sumamente recientes. También abre paso a cuestionar nuestro lugar y la heredada “cultura de la recepción” que nos fuerza repetir acríticamente las voces de lxs autorxs del norte global para renovar nuestra condición de colonizadxs, sumisxs, es decir, de repetidorxs.


Escribir en español –la lengua en la que escribimos y pensamos– desde el sur del continente invita a repensar las estrategias de diálogo y de crítica, a abrazar la interdisciplinariedad y ampliar la epistemología hacia otros pensamientos, postergados, silenciados por los saberes hegemónicos, así como los cruces con el arte.


El primer número de Estudios Posthumanos está dedicado al problema de la extinción: de la extinción de las diferentes formas de vida en tiempos de catástrofe ambiental, pero también a la extinción de nuestros sistemas teóricos a la hora de abordar nuestro presente. Este número se inicia con una solarigrafía de la artista visual Natacha Ebers cuya imagen evoca la idea de una huella, a través de la técnica estenopeica y el proceso de un material fotográfico que acompañó durante dos meses el correr de los días desde una pequeña caja, como testigo del pasado, como mirada no humana, como huella que se imprime para mostrarnos aquello que sucedió sin que estuviéramos allí.



Andrea Torrano, Juan Pablo Sabino y Gabriela Balcarce



Comments


bottom of page