top of page

POHLHAMMER


Una pera madura un collar de caracolas para abril o para mayo

Abandonados al viento del anochecer a los quince colgábamos de la pisadera de una liebre Tobalaba-Las Rejas que se bamboleaba de lo lindo

No tenías un peso en el patio del colegio yo te invitaba los berlines

Pero no fue por ahorrarnos el boleto que colgábamos de la pisadera de la liebre

Sino porque era entonces el lugar más libre del planeta Chile

Tomamos la epifanía por asalto esa eternidad camuflada de brisa fresca que nos abofeteaba las caras con dulzura suspendidos inmortales a cagarse

Pasaban cosas en Tobalaba gritos sin bocas palomas fosforescentes casas aburridas de estar en el mismo sitio se movían se inmiscuían en el tráfico pausado de esos tiempos

El sinsentido con su incomparable trascendencia lo avistábamos colgando y con medio cuerpo en el vacío

Capaz que fue allí que te quedó gustando el vacío

Al llegar a tu casa hicimos una larga lista de eventos que nadie más vio o notó

Fue un viernes de octubre el tedio era absoluto yo diría glorioso

La lista parecía interminable lo que no vimos lo inventamos dijiste da lo mismo total nadie iba a creer ni lo que vimos ni lo que inventamos

Así pasábamos los días

A los dieciséis fue un poco distinto

Nos sentábamos juntos nos echaban de clases día por medio

Por tu culpa eras demasiado cómico con sólo anunciar una talla salía a dúo esa risa disparada inoportuna

1971 lo declaramos el año de la hilaridad ¿o de la jocosidad? No me acuerdo

Ya tenías ese talento de miedo para introducir el absurdo sin previo aviso

La ocurrencia loca inconfundible hasta que el tumor te robó las palabras

A los diecisiete fue aún más distinto

Nos enamoramos de la misma chica te pescaba más a ti eras más popular y más divertido nunca me dijiste que te gustaba

Pasaron luego años sin verte desaparecías sin avisar me dejabas plantado

Y en cada reencuentro todo había ocurrido ayer y repasábamos palabras y nombres para convocar la misma carcajada: gol de Scandoli viva Palito Ortega Hacer Can Fenecido o las piernas arqueadas de Guillermo Yávar

Para entonces ya vivías non-stop en la plenitud del instante

Ni siquiera te lo propusiste fresco de raja envidié esa libertad hay que tener coraje

Cómo ibas a cumplir promesas si bailabas sobre la rueda del continuo presente

Tal vez por poeta o iluminado o ser quién eres o eras ya no sé en qué tiempo conjugar

Me dijiste después de una pichanga: ningún rollo con morirse la vida es pura maravilla por qué no también la muerte

Igual te voy a extrañar hay tantas fotos bonitas que postean de ti estos días

Es raro decir “se murió Erick” no logro escucharlo no cierra del todo

Es probable que ya no vuelva a destornillarme de risa contra el piso

Te llevaste mi gamulán y me dejaste ese horrible chaleco rojo

Un gamulán con chiporro bastante feo también

Eso fue hace mucho tiempo

Aunque tal vez no exista el tiempo

y todo sea maya o mayita como decías tú

Fiel a la irreverencia

Ahora te fuiste de nuevo

No sé si te volverás a aparecer

Tal vez entre nubes colgando de una micro sideral

Es fresca la brisa allá arriba me imagino

Aprovéchala pásalo bien

hasta mañana hasta pronto hasta siempre





Comments


bottom of page