top of page

Lista recomendada: Ver o no ver


Billie Eilish se hizo conocida cuando a los 13 años publicó Ocean Eyes en Soundcloud. Compuesta por su hermano Finneas, la canción habla de cómo los ojos, la mirada de otro, puede transformarse en algo tan profundo que hasta es posible sumergirse en ella e incluso ser abducido sin darse cuenta, pensarlo o quererlo.


Los ojos de océano de los que canta Eilish tienen dentro suyo 15 bengalas. Un mar intimidante que se vuelve aún más peligroso por lo hipnótico de sus llamas.


Verse a los ojos es un acto inusual. La gente no se anda mirando a los ojos cotidianamente porque ello implica un encuentro íntimo y sospecho que también es por su poder, porque siempre tiene un efecto.


Si la mirada se mantiene puede ser desafiante o, al contrario, una señal de sometimiento. Puede llegar a destruir, desarmar y también convertirse en la conexión más fuerte de todas; injusto, porque es precisamente ahí cuando la voluntad empieza a debilitarse. No es de extrañar que una de las acepciones del verbo fascinar sea “ejercer sobre una persona o animal un dominio irresistible con la mirada”.


No todas las miradas son iguales y tengo la sensación de que algunas están hechas para otras aunque sea por un momento acotado, porque hay unas que son magnéticas para otras en particular e indiferentes para la mayoría; como si estuvieran compuestas sólo de protones y su contraparte únicamente de electrones.


La mirada también sugiere. Es un tipo de lenguaje, pero como no todos hablamos el mismo idioma, hay veces en que se transforma en un nexo en el que se quiere indagar, ahondar en esa familiaridad que mantiene cierta intriga. O viceversa.


Y es por todo esto que una mirada puede estimular, pero al mismo tiempo atemorizar; por eso el dilema de encontrarse o no con ojos que, se presume, puedan generar ese impacto. Y si ese cruce intenso sucede, llega un momento en el que hay que entregarse.


La mirada propia delata y -como dice Billie Eilish en Ocean Eyes - en esos casos aunque dé miedo hay que rendirse y sólo dejarse caer en el acantilado. Y eso ni siquiera es por arriesgarse, es porque simplemente no hay más alternativa.



Canciones sobre miradas que desarman

Ocean eyes, Billie Eilish

Friends to lovers, AlunaGeorge

Eyes without a face, Billy Idol

Like someone in love, Björk

Gypsy, Fleetwood Mac

Hazel, Junior Boys

The look of love, Nina Simone

In your eyes, Peter Gabriel

Hypnotized, Simple Minds

Catch, The Cure

Does everyone stare, The Police


Si quieres recomendar una lista para la sección Jukebox de Barbarie escríbenos a:


info@barbarie.cl

Síguenos en Spotify



bottom of page