top of page

10

Alguien mira hacia afuera. Otro mira, desde más adentro, la nuca del que mira hacia afuera. También éste ofrece su nuca a un observador asentado aún más adentro. Tal vez no sea posible remontar hasta el fondo esta posta de miradas, tal vez todo el esfuerzo del mundo lleve a la conclusión de que no hay tal fondo. Quizás baste con atisbar el hilo que remonta hacia atrás, de un mirar al anterior. Tirar de él hacia ningún lugar, o hacia un lugar que sólo pueda presumirse porque tiramos del hilo hacia allá.

Comentários