top of page

19

Una certidumbre monacal, que no se reviste con nada. Una verdad tan delicada que se pronuncia en silencio. Una convicción tan árida que se colma con su propia sed. Una vocación larvaria que prescinde de madurar. Una sobriedad en huelga contra todos estos excesos.

Comments