top of page

Desenfoque

En la primera escena de Toro Salvaje, Scorsese hace un homenaje a las antiguas películas que admiraba en su juventud, el recurso técnico que utiliza es el flou. Fondo desenfocado, tal como cuando las cámaras antiguas debían extremar su requerimiento de luz y disparar a diafragmas más abiertos. Por esto todos los retratos de principio de siglo XX, tienen como principal característica esa escasa profundidad de campo. El fondo siempre parece neblina.

Cuando las películas se hicieron más sensibles, ya no se necesitó tanta luz y los diafragmas pudieron cerrarse. Esto, a su vez, trajo como consecuencia una revolución estética en las nuevas imágenes, un ejemplo fue la profundidad de campo infinita, como la primera escena de "Las Uvas de la ira" de John Ford, fotografiada por Gregg Toland, el mismo del Ciudadano Kane.

En el siglo XXI, con la aparición de los teléfonos y cámaras de última generación, surgió también una obsesión en la estética juvenil por la nitidez. La regla era que todo tenía que tener una alta definición. El super HD y el 4k eran las reglas de una imagen bien compuesta. Hoy, ya pasada la ola de la alta definición, se incorpora un nuevo elemento estético en las fotos de celular: el llamado "bokeh", el mismo flou de Scorsese pero ahora con un nombre japonés (cualquier vendedor de celulares está familiarizado con este término). Mínima profundidad de campo, los retratos enmarcados en un fondo totalmente desenfocado. El gusto de celular pasó de la extrema nitidez en todo el cuadro, al desenfoque controlado del bokeh, que por lo demás en los teléfonos se recrea de forma digital (un algoritmo recorta la silueta del rostro) y no óptico. Generar un bokeh "real" en una cámara, necesita un lente de gran abertura de diafragma, como el de las primeras cámaras fotográficas. Este desenfoque no se logra sin pagar por lo menos ochocientos dólares en un lente.

La conclusión estética de la imagen del siglo XXI, es la siguiente:

La pasión por la alta definición (moda hasta hace un par de años) es barata, el desenfoque bokeh, el nuevo gusto, es una estética carísima. Podría escribirse una rica historia de como la nitidez, o la falta de esta, configura el gusto audiovisual de la gente.

¿Qué se quiere comunicar en los tiempos enfocados? ¿Qué se quiere ocultar en los desenfocados?

Comments


bottom of page