top of page

El reflejo velado de una mujer sola

Anelys Wolf es una de las pintoras chilenas más interesantes de este momento. Su pintura no sólo esboza el trazo de una mirada multifocal, sino que el uso de los planos en blanco y negro, como fotografías que el tiempo vela, nos habla sobre las relaciones y tensiones entre lo masculino y la figura secundaria, fetichizada o subordinada, en que han vivido las mujeres dentro de la historia del arte o de la intimidad cotidiana. Sus pinturas italianas revelan el deseo retorcido del poder, la intimidad y la amistad entre mujeres, el rol de la mujer dentro de la familia. Son las escenas que Wolf retrata evocando, como si estuvieran detrás de un velo en que no se distinguen bien los gestos mínimos. Tal vez porque los grandes gestos y lo que esbozan esas escenas privadas, fugaces, eternas y secretas, sean el lugar vago que ocupa la mujer en la sociedad, de ser la deseada a la ignorada, pero sola aunque esté rodeada de gente, en contra de sí misma. Salvo cuando se encuentra con su propio reflejo o con otra mujer igual que ella es cuando aparece la complicidad del género más explotado por la sociedad. La mirada de Wolf es feminista, insolente e irónica, los trazos en escalas de grises velan y evocan, afirman y borran el lugar físico y simbólico que ocupó la mujer en la sociedad del siglo 20. Adelantándose al presente, Wolf no ha hecho sino observar, repensar y contestar con un pincel insurgente y emancipatorio, desde el mandato de no acceso al arte para las mujeres, hasta el lugar que hoy ocupamos en el mundo. 


-


 

 













Este texto fue escrito por la poeta Malú Urriola, fallecida el año pasado. Barbarie aprovecha de recordar la valiosa amistad que nos unió. 

Sobre su obra y legado puedes seguir en Instagram @colectivamaluurriola

-

El reflejo velado de una mujer sola. Texto para la exposición del mismo nombre en Casa della Memoria de Milán, Italia. Entre el 29 de febrero y el 18 de marzo de 2024.

-

OBRAS DE ANELYS WOLF

 

 

Comentários