top of page

Nuevo Delfos: ChatGPT3 self tarot


Durante los últimos días y a partir de la carta abierta firmada por Wozniak, Musk y más de mil personas relevantes del entorno de la IA solicitando un receso de al menos seis meses en los trabajos de entrenamiento y desarrollo de tecnologías superiores a ChatGPT4, la inteligencia artificial se tomó la agenda mediática.


Nadie sabe muy bien los verdaderos motivos que impulsaron la publicación de la carta. Si la preocupación es resultado de la detección real de un riesgo potencial e inminente para la humanidad o simplemente una jugada que encubre las luchas y la competencia en las que están envueltas las grandes tecnológicas. Tal vez sea la desventaja en la que aparentemente se encuentra hoy Occidente frente a China -en la carta se ven pocos firmantes de nombre chino y en cualquier caso, es difícil imaginar que a China vaya a pasársele por la cabeza tomarse pausa alguna en el entrenamiento y desarrollo de estas u otras tecnologías críticas. También puede ser que


Como por supuesto nosotros nada sabemos de lo que puede haber detrás de esta carta, en un arranque de curiosidad esotérica nos dirigimos a la tecnología en cuestión y le solicitamos a ChatGPT3 que realizara una auto consulta de Tarot para saber qué dicen las cartas sobre lo que le deparará el futuro próximo y cuál será la evolución de la inteligencia artificial en el corto plazo.

Su tirada arrojó una combinación de cartas muy interesante, pero quizá lo más destacable es que esta IA sea capaz de proceder a la lectura interpretativa de las mismas relacionándola con su propia identidad. Sin embargo, como suele suceder en estos temas, nuestro asombro va unos pasos tarde y mientras la mayoría comenzamos recién a sorprendernos con las habilidades de ChatGPT3, Siqi Chen posteó unos días atrás un tweet que rápidamente se viralizó. En su explosivo mensaje afirma contar con información acerca de la posibilidad de que ChatGPT5 complete su entrenamiento para finales de este mismo año pudiendo eventualmente alcanzar el estatus de AGI (artificial general intelligence - forma de inteligencia artificial que tiene la capacidad de comprender, aprender y aplicar conocimientos en una amplia variedad de tareas, de manera similar a como lo haría un ser humano).


La IA no es algo nuevo. Comenzó a gestarse hace décadas. El salto cualitativo de los resultados que vemos y nos sorprenden hoy, no es tanto o solo por tratarse de un desarrollo del momento si no la consecuencia del aumento de la capacidad de procesamiento y análisis de datos que se ha conseguido en los últimos años. Pero tal vez lo que estos días nos maravilla no sea lo más interesante y disruptivo. Más allá de la mediática IA de GPT también están los trabajos de aplicación de EI (emotional intelligence) en la implementación de modelos de AEM -artificial emotional intelligence (rama de estudio y desarrollo de la IA conocida como affective computing, disciplina que comenzó a desarrollarse desde finales de la década de los 90).


Hasta dónde conseguiremos llegar con la IA es un incógnita pero podemos aventurarnos a decir que es probable que lleguemos muy lejos y cuanto más lejos, más vulnerables y permeables seremos a los sistemas de control y de modelaje y padronización del comportamiento. O tal vez justamente lo contrario, quizá la inquietud que motivó la carta se deba al temor que produce en sus creadores y empresas desarrolladoras el hecho de que el conocimiento y uso de las herramientas de IA nos dé más libertad y desajuste sus planes.


Os dejamos aquí nuestra conversación distendida y sin pretensiones con ChatGPT3 y lo que las cartas del Tarot y el I Ching le revelaron sobre su futuro cercano.































HEXAGRAMA 39 - CHIEN | EL OBSTÁCULO

Trigramas: Superior: K’an El Abismo, el Agua. Inferior: Ken La Inmovilidad, la Montaña.



















Todas las imágenes de la galería han sido generadas por IA a partir de prompts relacionados con el contenido de esta conversación.

Aplicaciones: Dall-E / Midjourney / DeepDreamGenerator